09 Agosto 2017

Un verano diferente al servicio de la Custodia de Tierra Santa

Cada año diversas personas llegan a Jerusalén para prestar servicio a los lugares santos custodiados por los frailes franciscanos y para redescubrir así su propia fe.

Actualidad y acontecimientos

Loading the player...
Embed Code  

Para solicitar el vídeo en alta calidad
Copy the code below and paste it into your blog or website.
<iframe width="640" height="360" src="https://www.cmc-terrasanta.org/embed/un-verano-diferente-al-servicio-de-la-custodia-de-tierra-santa-13507"></iframe>
Para solicitar el vídeo en alta calidad
Por favor, envíe un mail a :
info@cmc-terrasanta.org

Asunto: Solicitud de vídeo

Mensaje:
Archivo personal / promocional para la CMC / Emisión TV

http://www.cmc-terrasanta.org/es/video/actualidad-y-acontecimientos-1/un-verano-diferente-al-servicio-de-la-custodia-de-tierra-santa-13507.html

Ninguna parte de este video puede ser editado o transmitida, a menos que se llegue a un acuerdo con el Christian Media Center y siempre que todas las partes estén de acuerdo.
Francesca es jubilada, Christian es profesor de religión. Alberto también, pero solo por la mañana, porque por la tarde es instructor de natación. Tres historias que no se habrían encontrado nunca si no fuera por Tierra Santa.

FRANCESCA
Voluntaria
“Estoy aquí porque vine en peregrinación hace muchos años y quedé prendada de Tierra Santa, quedé prendada de Jerusalén. Después pasaron los años. Mi sobrino me dijo: ‘No te preocupes’. Él es sacerdote y estuvo aquí estudiando: ‘Hablo con los franciscanos’. Y aquí nació mi historia en Tierra Santa. Ahora hace ya 7 años que vengo aquí.”

CHRISTIAN
Voluntario
“Fue un amor a primera vista que nació en 2001 durante un primer viaje que hice con un grupo, y este amor ha ido creciendo, hasta tal punto que dedico el verano desde hace unos 4 o 5 años, al servicio de los santuarios de los frailes menores.”

ALBERTO
Voluntario
“Vine en 2005 con una peregrinación de una semana, pero no es suficiente venir aquí una semana. Hay que volver y meditar un poco lo que se ha vivido, y así pedí hacer una experiencia al servicio de la Iglesia de Tierra Santa y al servicio de la Custodia, de los frailes.”

Desarrollan diferentes tareas al servicio de los franciscanos de Tierra Santa. Los hay que echan una mano en el Santuario de la Flagelación, catalogando objetos que serán expuestos en un futuro en el museo. Otros ayudan en la sastrería de la Custodia, arreglando vestidos o telas litúrgicas. Los hay que simplemente se ponen a disposición de lo que se necesita, estando al servicio de los frailes o de sus necesidades, experimentando una gratuidad nueva.

ALBERTO
Voluntario
“Estando con los frailes en los conventos, en los diferentes santuarios de toda Tierra Santa, vivo un enriquecimiento y una alegría al experimentar junto a ellos y a otra gente que viene a echarles una mano la experiencia del cristiano que ofrece algo de tiempo al servicio de esta tierra que es fantástica.”

FRANCESCA
Voluntaria
“Tierra Santa lo es todo. ¡Es donde vivió Jesús! A veces me detengo y pienso: ‘¡Madre mía, estoy caminando donde caminó Jesús, donde vivió!”

CHRISTIAN
Voluntario
“Esta fascinación hacia la tierra de Jesús es una fascinación a la que uno no se puede resistir. Cuanto más vienes el amor por estos lugares aumenta; pero no solo por los lugares, también por los encuentros que se hacen en estos lugares. Encuentros con personas que provienen de todo el mundo, por lo que se comparte la fe y la vivencia de la vida, y esto contribuye mucho también a la fe de uno mismo.”

Cada año, especialmente en verano, muchas personas, procedentes de diferentes partes del mundo, vuelven a Jerusalén y a los santos lugares, custodiados por los frailes franciscanos, ofreciendo su tiempo.

P. EUGENIO ALLIATA, ofm
Custodia de Tierra Santa
“Su contribución consiste en la persona misma, en lo que ellos ponen al servicio del otro. Ellos dan lo que Dios les dio a ellos, y creo que esto es algo que requiere un sentido espiritual de la acción hecha y este es nuestro objetivo como Custodia de Tierra Santa y como franciscanos: Valorar el espíritu.”