17 Julio 2018

Fiesta de la Virgen del Carmen y comunión de carismas

El 16 de julio pasado los frailes franciscanos celebraron la misa en memoria de la Flor del Carmelo en el Monasterio Stella Maris.

Cristianos de Tierra Santa

Loading the player...
Embed Code  

Para solicitar el vídeo en alta calidad
Copy the code below and paste it into your blog or website.
<iframe width="640" height="360" src="https://www.cmc-terrasanta.org/embed/fiesta-de-la-virgen-del-carmen-y-comunion-de-carismas-15365"></iframe>
Para solicitar el vídeo en alta calidad
Por favor, envíe un mail a :
info@cmc-terrasanta.org

Asunto: Solicitud de vídeo

Mensaje:
Archivo personal / promocional para la CMC / Emisión TV

http://www.cmc-terrasanta.org/es/video/cristianos-de-tierra-santa-2/fiesta-de-la-virgen-del-carmen-y-comunion-de-carismas-15365.html

Ninguna parte de este video puede ser editado o transmitida, a menos que se llegue a un acuerdo con el Christian Media Center y siempre que todas las partes estén de acuerdo.
Un lugar que nos recuerda una historia secular. El Monasterio Stella Maris, en el Monte Carmelo, inspira silencio y oración. Construido sobre la gruta que según la tradición era del profeta Elías, se vincula a episodios del Antiguo y Nuevo Testamento. La cúpula, rica en detalles, está decorada con frescos del patrimonio espiritual de los carmelitas: Elías y el carro de fuego, David con el arpa, el profeta Isaías, Ezequiel y Daniel y la Sagrada Familia. Sobre las columnas, relieves esculpidos en homenaje a cuatro grandes santos de la orden: Santa Teresa de Ávila, San Juan de la Cruz, Santa Miriam de Jesús Crucificado y Santa Edith Stein.

Fr. ATTILIO GHISLERI, ocd
Superior Monasterio Stella Maris
“Esta basílica se nos presenta a los carmelitas como un santuario mundial de devoción sobre el Monte Carmelo. La Virgen María recibe el nombre del lugar en el que comenzamos a venerarla en el siglo XII.”

El Monte Carmelo, situado en la ciudad de Haifa, con una altitud máxima de 546 m, estaba lleno de grutas y comenzó a ser habitado por ermitaños que se constituyeron como los primeros carmelitas. Una historia que comenzó el 16 de julio de 1251, cuando San Simón Stock, superior general de la época, recibió de la Virgen María el signo del escapulario, que se convertiría en el hábito de los religiosos y, más adelante, en un sacramental utilizado por fieles de todo el mundo.

Fr. ATTILIO GHISLERI, ocd
Superior Monasterio Stella Maris
“Estoy aquí desde hace solo seis meses y mi experiencia es muy especial y emocionante. No vivo cerca, sino dentro de la basílica y siempre en contacto con la Virgen del Carmelo. Es un sueño para cualquier fraile carmelita poder vivir aquí y honrar a la Virgen, una devoción que forma parte del patrimonio espiritual de la orden.

La fecha del 16 de julio se convierte, así, oficialmente, en la Fiesta de la Virgen del Carmen. En señal de amistad, cada año el monasterio carmelita acoge a frailes franciscanos que celebran la misa en memoria de la Señora del Carmelo. Mientras que el 15 de agosto, Asunción de María, son los carmelitas los que presiden la celebración en la Basílica franciscana de la Anunciación en Nazaret.

Fr. BRUNO VARRIANO, ofm
Guardián y rector de la Basílica de la Anunciación - Nazaret
“Esta unión de carismas en Tierra Santa es esencial porque juntos llevamos a Jesús y el amor que tenemos por la Virgen Santísima, y testimoniamos además a Jesús y nuestro amor por Su madre, precisamente en esta realidad, entre judíos y musulmanes. Y así esperamos poder tener esta comunión de carismas.”

Para los miembros de la familia carmelita, la Virgen Madre de Dios y de los hombres no es solo un modelo a imitar, sino también una dulce presencia materna.

JOLIAN DAW
Haifa
“La Virgen María es mi madre y rezo siempre dirigiéndome a Ella. Vamos a la iglesia para pedirle protección sobre la ciudad de Haifa, para nosotros y para todos. Rezamos siempre por Su intercesión, hasta que nos encontremos con ella en el cielo.”