04 Junio 2018

Los peregrinos participan en la fiesta de la Visitación de María en Ein Karem

En el lugar que marca el encuentro entre la Virgen y su prima Isabel, los peregrinos participaron en la Santa Misa presidida por el custodio de Tierra Santa.

Liturgias

Loading the player...
Embed Code  

Para solicitar el vídeo en alta calidad
Copy the code below and paste it into your blog or website.
<iframe width="640" height="360" src="https://www.cmc-terrasanta.org/embed/los-peregrinos-participan-en-la-fiesta-de-la-visitacion-de-maria-en-ein-karem-15089"></iframe>
Para solicitar el vídeo en alta calidad
Por favor, envíe un mail a :
info@cmc-terrasanta.org

Asunto: Solicitud de vídeo

Mensaje:
Archivo personal / promocional para la CMC / Emisión TV

http://www.cmc-terrasanta.org/es/video/liturgias-4/los-peregrinos-participan-en-la-fiesta-de-la-visitacion-de-maria-en-ein-karem-15089.html

Ninguna parte de este video puede ser editado o transmitida, a menos que se llegue a un acuerdo con el Christian Media Center y siempre que todas las partes estén de acuerdo.
A unos diez kilómetros de la Ciudad Vieja de Jerusalén está Ein Karem.

En esta región montañosa la Virgen visitó a su prima Santa Isabel y exultó de alegría. ¡Recorrer este camino, precisamente en el día en el que la Iglesia celebra este encuentro, es emocionante!

RENZA BANDIERA
Comunidad San Juan XXIII
"En primer lugar es importante para mí porque soy una mujer de fe. María era una mujer de fe y el encuentro con su pariente, su prima Isabel, representa para mí el encuentro entre dos mujeres de esperanza. Mujeres de esperanza que conservaban en el corazón este gran tesoro: María por su parte al Salvador del mundo, mientras que Isabel, a Juan, que fue el precursor de Jesús. Creo que hoy es muy importante para nosotros vivir nuestra fe con alegría, fuerza y testimoniarla en todo momento de nuestra vida.”

ASTRID FAVIER
Estudiante
“Este es un lugar encantador, un lugar santo, tranquilo, que trasmite paz… Pero es también un lugar importante para los cristianos, porque marca el encuentro entre el Nuevo Testamento con Jesús y el Antiguo Testamento con el profeta Juan Bautista. Es muy importante, sobre todo en el Evangelio, porque es el lugar en el que la Virgen María pronunció el Magnificat.”

En la Iglesia de la Visitación, Fray Francesco Patton, custodio de Tierra Santa, presidió la misa y, en la homilía, quiso subrayar tres palabras: Alegría, caridad y fe.

Fr. Francesco Patton, OFM
Custodio de Tierra Santa
“Aquí en Ein Karem María se alegra cuando canta el Magnificat, y reconoce la gran obra de Dios en la historia de la humanidad, pero también su personal historia. Esta es una gran enseñanza para nosotros, que tantas veces somos algo pesimistas, y vemos solo lo negativo. María, que vivía en un tiempo mucho más difícil que el nuestro, consigue ver la obra y la acción de Dios, siente su cercanía, la lleva consigo y por tanto se alegra. Además, la caridad, que quiere decir “amor gratuito”, un amor personal, un amor oblativo, es decir, que sabe darse, y un amor también muy concreto. […] Y por último la fe que es fundamental en la experiencia de María y en la de cada uno de nosotros.”

Tras la misa, todos los presentes se dirigieron en procesión a la gruta donde, según la tradición, Isabel y María se encontraron.

En el Santuario, todos tuvieron la oportunidad de rezar como ella: “Mi alma magnifica al Señor y mi espíritu exulta en Dios, mi salvador, porque ha mirado la humildad de su sierva. De ahora en adelante todas las generaciones me llamarán bienaventurada” (Lc 1,46-48).